El ejemplo de Aquellos que van delante

El nivel de la personalidad, cuerpo, emociones, mente, es transitorio. Para desenvolver este conocimiento, aparte de la propia experiencia, necesitamos de la enseñanza. Ello es evidente. Necesitamos de la enseñanza de aquellos que han sabido o saben más que nosotros. Los profesores que nos pueden enseñar, especialmente los Maestros de la Vida, nos transmiten este conocimiento. Hemos de recurrir siempre a ellos hasta que, dentro de un tiempo, nosotros mismos lleguemos a un nivel de Maestría similar. Cuando dirigimos nuestra mirada a “los que saben”, pues, hemos de saber escoger. El discernimiento y la discriminación son importantes, ya que sin ellos, podemos caer en el engaño. Respecto a los verdaderos sabios, tenemos muchos ejemplos en la vida. Ejemplos del pasado, ejemplos actuales. Son muchos aquellos que nos hablan y nos instruyen sobre la consciencia de inmortalidad. Así es como progresamos: recibiendo este conocimiento a partir de otros con Maestría en este aspecto. Los ejemplos son múltiples, las enseñanzas están a nuestra disposición en muchos y diferentes dominios. Aparecen en distintas religiones y por boca de incontables Maestros. Es importante poder escoger un ejemplo, ver que nos dice y empezar a...