nav-left cat-right
cat-right

El Buscador

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador. Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente sabe qué es lo que está buscando, es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.

Viajando con Anubis (final)

Recordé el dibujo de Mateo y contacté con el estado que me evocó entonces y surgió una emoción triste, al recordar mi vida y mi relación con ese ser. No pude mas, que agradecerle su presencia en la vida pues me había acompañado, había creado la fantasía que calmaba mis temores.

Viajando con Anubis (3º parte)

Los dos últimos días anteriores a mi partida, perdí toda mi fuerza física. Todo lo externo carecía de interés para mí. Permanecí ausente, -como dormida-, agradecía el silencio y la tenue luz de la habitación. Finalmente, la conciencia dejo el cuerpo: estaba contenta y serena. Me encontraba en un bello lugar y una fuerza me atraía hacia ella elegantemente.

Viajando con Anubis (2º parte)

Mateo tiene 6 años, nos veíamos a menudo tanto con él como con sus padres: unos buenos amigos con los que he compartido vacaciones, fines de semana, comidas, cenas que acababan con largas conversaciones. Teníamos tanta confianza que, cuando mis amigos querían estar solos, me pedían que cuidara de Mateo y me lo traían a casa. El ha constituido una de mis relaciones más importantes.

Viajando con Anubis (relato. 1º parte)

Introducción

Somos inmortales, la muerte no existe, parece que esto es lo que el autor de este relato nos quiere transmitir.
Encontré esta historia entre las pertenencias de mi abuela Maria, ella murió con 89 años de una forma tranquila, tal vez leyó esta historia.

Un Personaje de Ficción

Al igual que la Vida es una entidad por sí misma,  la muerte por ser su polaridad es también una entidad por sí misma. Conocer la estructura, la esencia de la Vida nos ayuda a identificar todo aquello que nos aleja de esta, por tanto, nos ayuda a descubrir y detectar, por oposición, todo lo que nos acerca a la Muerte. Entendiendo Muerte no como  una realidad Real, sino como una entidad llena de falsas creencias, errores, miedos e ignorancia creado por nosotros mismos. Entre todos, hemos dibujado y dado vida a un personaje de ficción, un monstruo, que nos repugna y nos asusta, sin darnos cuenta, de que al ser los dibujantes tenemos el papel, el lápiz y la goma para borrar y volver a crear otra imagen, un personaje que nos acerque o nos facilite el vislumbre de lo que es Realmente la Vida. Andamos perdidos, confusos, somnolientos. Somos protagonistas de un mal sueño y para liberarnos de el necesitamos despertarnos. Estamos a la espera algunos de ser despertados por un príncipe, o por una princesa. Otros por la melodía de un despertador o el sonido de una emisora de radio. De algún modo estamos a la espera pero… no se trata de esperar, se trata de experimentar de manera, que esta experiencia desde la intención de despertarnos, nos dé el entendimiento, que encierre a la Luz y a la Vida. Sólo de ese modo ganaremos la batalla a la Muerte.   Mar Pérez...